Domingo 10 de Marzo de 2019

  • Agrandar tipografía
  • Achicar tipografía
  • Imprimir
  • Recomendar nota

A la vera del camino

YA PRIMO, PODEROSO, SACANDO LAS MANOS CON FURIA SE QUEDÓ CON EL LATINOAMERICANO (G1) EN EL CLUB HÍPICO DE SANTIAGO

Ellos tienen muy buenos caballos, sin duda, de sangre real, con los tres ejemplares argentinos, Sixties Song, Nicholas y Pure Nelson que no corrieron tan mal. Comenzando por el del Stud Parque Patricios, que se coló sexto corriendo en el fuego de la prueba, Nicholas, que volaba en el final, no encontró el paso necesario, ni se lo iban a dar tampoco, apareciendo de media cancha a los palos, llegando noveno, con Sixties Song en el décimo, con comentarios antes de la carrera que había tenido un problema, pero no sabemos con seguridad qué es lo que le sucedió al que ya ganara un Latino, nada menos. Decía ellos tienen muy buenos caballos, pero nosotros tenemos la mejor cancha de césped del mundo, la del Club Hípico parecía de cemento, marcando 1´56”68 para los dos kilómetros. Y tenemos los mejores relatores, también. Y la mejor televisión, por lejos…

_C9O5483 _C9O5488 _C9O5493 _C9O5495 _C9O5496 _C9O5497 _C9O5498 _C9O5499 TTTTTTTTTTTTTTTTTTTTT _C9O5501 _C9O5500 317A1971 317A1995 317A2495 _C9O5521 _C9O5545 _C9O5612

por Osvaldo Martinez

EL HIJO DE MASTERCRAFSTMAN, CON UNA CONDUCCIÓN DECIDIDA DE PARTE DE SU JOCKEY, JERMEY LAPRIDA, PASÓ DE LARGO AL LÍDER BROWN STORM QUE HABÍA SACADO VARIOS CUERPOS EN EL DESARROLLO, CRUZANDO CON CUATRO CUERPOS DE VENTAJA. ¡MUY BIEN!

Es difícil viajar hacia otros países, por los costos altos, para cubrir los grandes acontecimientos. Máxime como están las cosas en nuestra Argentina. Vaya que es duro seguirle los pasos al gobierno actual que dice que vamos por el buen camino. Yo, Osvaldo Martínez, estoy pasando uno de los peores momentos de mi vida, pero esa, esa es otra historia, que se lo cuento sólo a mis amigos y a los que me preguntan personalmente. Qué sucede con el Latino, que cuando me invitaron y regresé, no por una invitación tenía que decir que todo estaba perfecto, porque si recuerdan lo de Maroñas, un señor me imagino que con poderes, alguien le dijo lo que tenía que hacer, nos expulsó del disco a los que estábamos para sacar las fotos y por supuesto el final de nuestro ejemplar, tapado por gente con celulares, nos mandaron a cualquier lado, no nos salió. Incluso en la entrega de premios, de traje, tuve que subirme a una baranda, con varios cráneos tratando de tirarme abajo tomándome del pantalón. Eso fue lo que sucedió, cuando un escenario necesita la mejor foto, a ellos no les interesó, ni en el cierre de la prueba ni en la entrega de trofeos. Qué pasó luego, nunca más se comunicaron conmigo. Muy bien, son las reglas del juego.

Y pudo haber pasado ahora, con el Club Hípico de Santiago Chile, porque si hubiese viajado por cualquier medio, no tendría problemas en decir lo que veo y lo que pienso. Cuando yo les digo que la grama de San Isidro es la mejor del mundo, no es una frase, es así. El césped del hipódromo donde se desarrolló el Gran Premio Latinoamericano (G1) estaba “cementada”. Como asfaltada el caballo ganador cruzó con un tiempo para el asombro, por lo menos para el mundo entero, nada menos que 1´56”68 para los 2000 metros. El relator como siempre, es su modo, como hace 150 años, terminó la carrera y seguía diciendo cómo habían entrado los caballos, cosa que no le interesa a nadie, y la filmación de la prueba fue lamentable. Otras cosas no pude ver, porque no estuve presente, aunque sí recibí algunas quejas de los boxes y otras cosas más, que no vienen al caso, porque uno no puede comentar cosas que no ve. Lo que si vi, es de lo que estoy hablando.

El ganador que en el cierre de la contienda le dio un caballazo al que entró quinto El Expresso, que justamente venía de escoltarlo en el Derby (G1) y en el Copa Jackson (G2) en el Hipódromo Valparaíso Sporting Club, eso es defender los resultados, nadie reclamó, nadie dijo nada, ningún trapo arriba, es marcador oficial y se paga. Lo vimos en un momento entre sexto y quinto, y la verdad sea dicha pasó con otra velocidad en el final, para clavar un tiempazo para los dos kilómetros en una cancha de césped que al paso de los caballos no deja marca, increíble.

Segundo a cuatro cuerpos quedó Nombar, a un largo en el tercero Brown Storm, que llegó a sacar varios cuerpos en el desarrollo de abajo, declinando en el cierre, cuarto Penn Rose, quinto El Expresso, todos de Chile, con Pure Nelson, Argentino, en notable carrera, en un piso de cemento y a la mano derecha por primera vez en su vida y tocado en varias partes del desarrollo, especialmente en plena recta. Noveno quedó Nicholas, reitero lo de líneas arriba, en plena recta le dieron para que tenga, teniendo que corregir su tremenda atropellada y décimo nuestro campeón que supo ganarles una vez, Sixties Song, que según comentarios tuvo un problemita, ya lo sabremos cuando venga su gente para nuestros lares.

El ganador fue conducido por Jeremy Laprida, y lo entrena Guillermo Aguirre Acuña y ahora su record de cinco triunfos en siete salidas a las pistas. Un dato en el Nacional Ricardo Lyon (G1) que lo viera ganador en este mismo escenario, corrido el 30 de noviembre de 2018 el tordillo marcó para la distancia 1´59”87, estaría mojado el piso, o el reloj era otro.

Como dato final, me imagino a Juan Carlos Bagó, el uno del Firmamento, haciendo fuerza por Sixties Song, cuando en plena recta vio que el que ganaba era un hijo de Masterftsman (IRE). El padrillo que en su única y exclusiva producción en el Hemisferio Sur estuvo en el Haras Firmamento y sus hijos vendrá a venta el martes 4 de junio. El hijo de Danehill Dancer y Starlight Dreams, fue campeón 2 años, mejor padrillo 1ª. 2ª. y 3ª generación en Europa, con 56 ganadores clásicos, 10 de ellos de Grado Uno, ahora son 11, incluso Alpha Centauri, Campeona Europea 3 años y Caballo del Año en Irlanda en 2018, y de Ya Primo, del Stud La Pacita, vencedor en el Latinoamericano (G1) de Chile en marzo de 2019.

Para finalizar hay que decir que el tordillo llegó con la furia de los buenos al final del recorrido y eso hay que valorarlo, en grado sumo, como así también decir que nuestros caballos conformaron, por supuesto que queríamos el primer puesto como lo veníamos haciendo en años anteriores, pero tuvimos algunas contras, que ya sabíamos. Jugamos y no nos fue tan mal, yo viví otros Latinos, con enromes ejemplares y verlos entrar a 200 metros nos dejaba en cada año, con la estima por el suelo. La muestra de Prime Nelson, principalmente, nos infla el pecho. Y no es que nos conformemos con un sexto puesto. Fue su valentía para correr en el segundo y luchar y luchar hasta los últimos metros de la competencia.

Se fue otro Latino, y aquí vamos a estar, si Dios así lo quiere, para decir lo que pensamos nosotros, y no otros…

Videos Relacionados

  • VIDEO GRAN PREMIO LATINOAMERICANO (G1)

    Rompió la carrera Brown Storm que llegó a sacar varios cuerpos durante casi toda la vuelta. Ya en plena recta declinó y lo pasó Ya Primo el vencedor del Gran Premio y Nombar. Cinco ejemplares chilenos, estuvieron por delante de Pure Nelson, [...]

Más información:
Hipódromo

PRENSA HIPÓDROMO DE TANDIL

Pedigree

YA PRIMO

Dejar un comentario:

Los comentarios suscriptos son regulados por el administrador y posteriormente publicados.

Videos Relacionados

Artículos Relacionados

Artículos más vistos

Ver notas anteriores

Desarrollado por Camboya Digital Media